miércoles, 27 de abril de 2016

MACERADOS EN ACEITE, DOBLE FUNCIÓN SENSACIÓN ÚNICA


Ungüentos medicinales, bálsamos labiales, cremas anti picaduras y suma y sigue, suma y sigue. Todo esto lo podemos fabricar en nuestra casa a partir de macerados en aceite o como también se los llama, oleatos.
Que es un macerado en aceite? Es una infusión de una hierba que posee ciertas cualidades medicinales y/o cosméticas en un aceite que también posee ciertas cualidades. De esta manera se aúnan las propiedades de los componentes y podemos hacer muy buenas recetas para muchos propósitos.
En primer lugar hay que saber para que vamos a usar el macerado que queremos hacer. Por ejemplo, no es lo mismo hacer un macerado en aceite de oliva que en aceite de sésamo. El aceite de oliva es muy emoliente y tiene ciertas cualidades pero el resultado sería muy graso si el propósito final es hacer una crema. No obstante puede ir genial para elaborar un ungüento de hipérico. El aceite de sésamo por ejemplo es mas penetrante para la piel y tiene cierto factor de protección ante los rayos solares, por no hablar de sus virtudes para tratar problemas de pieles atópicas. Con lo cual quizá si sería interesante para hacer un macerado y usarlo posteriormente en una crema.
Se trata de que aprendamos las cualidades medicinales y cosméticas de los aceites que vamos a utilizar con el fin de escoger el apropiado. Saber si es un aceite seco, graso o semi graso, una vez que se aplica en la piel. De la misma manera hay que hacer con las plantas, frutos o semillas que utilicemos. Siempre hay que informarse bien de sus cualidades y contraindicaciones. Por ejemplo, el hipérico produce fotosensibilidad, con lo cual nunca lo usaríamos para hacer una crema o un ungüento donde nos vaya a dar el sol. Sin embargo es ideal como cicatrizante y para quemaduras.
Una vez que hemos investigado bien los pros y los contras de las plantas que vamos a utilizar, tenemos dos opciones. La primera es encargarla en el herbolario. La segunda es aprender a conocer las plantas de nuestro entorno y recolectarlas nosotros mismos. Yo suelo hacer esto cuando recojo llantén del campo. En otra entrada del blog nos detendremos a hablar de como recolectar y secar las plantas.

                                                                                                                                                                                                                                                          
Pues bien, solo necesitamos lo que ya hemos dicho, aceites, hierbas, frutos o semillas. También tarros de cristal bien limpios y desinfectados. Lo ideal es que tengan el cristal tintado, pero conseguir botes así a veces puede ser difícil si vamos ha hacer una cantidad mediana. Así que si no voy ha hacer infusión solar los resguardo en un mueble donde no les de la luz.
Solo tenemos que llenar el bote de la hierba que vamos a usar y cubrir por completo de aceite. He leído en algunos sitios que es bueno ponerlos boca abajo, yo personalmente no lo hago y he conseguido muy buenos macerados.
Siempre hay que etiquetar. Por ejemplo : Aceite de girasol bio con llantén. 26/04/2016
Si vamos a usar frutos o semillas se pueden triturar un poco para que puedan soltar sus propios aceites y cualidades en el aceite en que se sumerjan.
Una vez envasados y etiquetados se guardan y después de aproximadamente un mes se pueden usar.
En algunos casos es conveniente hacer infusiones solares. Es el caso del maravilloso aceite granate resultante de la infusión solar hecha con aceite de oliva virgen e hipérico. En otra ocasión nos detendremos solo en hacer esta maravilla de la medicina natural.



Así que mirad bien el vídeo que he preparado, haced vuestros propios macerados y dentro de poco podremos hacer maravillosos ungüentos ,cremas y bálsamos.