miércoles, 29 de julio de 2015

HACER JABÓN CASERO CON ACEITE USADO

El aceite usado es un residuo con un alto poder contaminante. Cada vez que tiramos el aceite por el desagüe contaminamos miles de litros de agua.
Afortunadamente cada vez en más municipios se están poniendo en marcha sistemas de recogida de aceite usado. ¿Para qué se puede utilizar este aceite usado? Para fabricación de biocarburantes   y jabones.

Por eso vamos a aprender a reutilizar el aceite usado que ya no vamos a usar para cocinar haciendo jabón para lavar. Así conseguiremos no contaminar y produciremos un producto útil y biodegradable.
No llevo mucho tiempo haciendo jabones, pero he de decir que el tiempo que llevo  ha sido intenso y he hecho multitud de pruebas.
Una de las cosas que no suele gustar de reutilizar este aceite es el olor que tiene, ya que se ha utilizado para freír pescado, carne etc. He intentado algún método que otro para solucionarlo y os enseñaré mi pequeño truco. Preparo mis botellas o tarros de cristal e introduzco en ellos la hierba  aromática  de mi elección (tomillo, romero, lavanda, etc), también se pueden usar clavo de olor o cascaras de limón y/o naranja. Con esto conseguiremos que una vez curado el jabón tenga un sutil aroma.

                       

Mucha gente que no conoce el proceso del jabón se asusta por el hecho de usar sosa caustica en el proceso de fabricación. La sosa caustica es  hidróxido de sodio NaOH. Al mezclar la sosa con agua  conseguimos lo que se llama una legía, osea un medio alcalino que es justo lo que se necesita para convertir la grasa en jabón.
El proceso puede hacerse en caliente o en frío. Una vez fabricado el jabón deberá curar aproximadamente  cinco semanas. En ese tiempo se producen reacciones químicas que convierten la grasa y la sosa caustica  en jabón y glicerina, De ahí la importancia de dejar curar el tiempo suficiente. NUNCA SE DEBE USAR ANTES  DEL TIEMPO DE CURACIÓN.
Para calcular la cantidad de sosa caustica que hay que usar hay que multiplicar los gramos de aceite que vamos a reciclar por el índice de saponificación de la grasa que vamos a utilizar. Como normalmente el aceite que utilizamos es de oliva o girasol, habría que multiplicar por 0,134, que es el índice de saponificación de estas dos grasas.
Para saber el índice de saponificación de las distintas grasas  se pueden descargar multitud de tablas de saponificación en internet. Próximamente pondré alguna.
Para calcular el agua que necesitaremos solo tendremos que calcular el 28% aproximadamente del total de los gramos de grasa que vamos a usar.
¿Cómo lo calculamos? Si vamos a usar 500g sería:  (500x 28)/100 =140g
Hay que prestar atención al hecho de que todo se mide en gramos.
500g (aceite)x 0,134 (índice de saponificación)= 67g de sosa caustica.
Para empezar a hacer el jabón hay que prestar atención a ciertas medidas básicas de seguridad.
1-Lugar bien ventilado.
2-Mascarilla, gafas protectoras y guantes.
3-Botella de vinagre a mano.
4-nada de niños o animales por medio.
¿Por qué estas medidas? Primero para proteger las vías aéreas de los posibles gases que podamos respirar. No suele notarse mucho pero cuando se aconseja será por algo, y más vale prevenir que curar. Segundo porque estamos manejando una sustancia caustica y puede quemarnos si entra en contacto con la piel y los ojos. Si en un momento dado entra en contacto con la piel (cosa que notaremos enseguida porque empezará a escocer)se aconseja  lavar con un chorro de vinagre, pues el vinagre es ácido y la sosa caustica alcalina, así neutralizamos la zona. Y en cuanto a los niños y las mascotas, es cuestión de lógica. Estamos trabajando con una sustancia caustica y hay que evitar accidentes. Nunca dejéis sin supervisión la jarra donde habéis echado el agua y la sosa caustica y que quede bien claro lo que hay en ella para que nadie se confunda. Yo suelo rotular con un rotulador de disolvente la jarra en el momento en que estoy haciendo el jabón.
Son simplemente medidas lógicas de seguridad, que no os asusten a la hora de hacer jabón porque luego es más fácil de lo que parece.
Una vez calculadas las cantidades empezaremos a fabricar nuestro jabón. Necesitaremos:
-GRASA O ACEITE
-SOSA CAUSTICA
-AGUA
-CAZUELA  DE ACERO INOXIDABLE  (PUES LA MEZCLA ES CORROSIVA)
-CUCHARA DE MADERA O BAMBÚ
-COLADOR
-PESO
-JARRA DE CRISTAL
-VASITO PARA PESAR LA SOSA
-GUANTES
-GAFAS
-MASCARILLA
-TERMÓMETRO
-BATIDORA DE MANO
-VINAGRE
-MOLDE PARA ECHAR EL JABÓN
Una vez hemos pesado y calculado las proporciones de aceite, agua y sosa, echamos el aceite colado en la cazuela, y ya equipados con guantes, gafas y mascarilla, añadimos poco a poco la sosa en el agua y removemos con la cuchara de madera para que no se apelmace. La mezcla genera una reacción exotérmica que además genera vapores. Puesto que está muy caliente lo dejamos reposar un rato hasta que baje la temperatura. Al cabo de un rato medimos la temperatura con un termómetro (antes lo hacía a ojo pero es más recomendable ser exactos). Cuando más o menos la mezcla está a 40, 50 grados, caliento un poco el aceite para que iguale la temperatura de la sosa. Una vez igualadas las temperaturas incorporamos al aceite poco a poco la mezcla de agua y sosa Y removemos con la cuchara de madera. Seguidamente cogeremos nuestra batidora de mano y batimos la mezcla haciendo círculos en el mismo sentido hasta que la mezcla queda homogénea y con una textura parecida a la de un puré de verduras espeso. En este punto se dice que hemos conseguido la traza. Si no queremos arriesgarnos a que se rancie el jabón se puede optar por añadir unas gotas de Vitamina E. Ha llegado el momento de echar en el molde. Se aconseja cubrir con un plástico o flim transparente para conservar más el calor y acelerar las reacciones químicas. A partir de aquí se deja reposar de 24 a 48 horas, tras lo cual desmoldamos, cortamos y dejamos curar durante cinco semanas en un lugar aireado. He podido comprobar que si el jabón cura en un lugar demasiado hermético es más fácil que enrancie.
Os dejo un vídeo para que podáis ver el proceso en imágenes. Espero que probéis a hacerlo y descubráis las propiedades para lavar la ropa y más cosas del jabón casero. Y además de no contaminar , es mejor para la salud.